© ADESIMAN C/ Juan Gavala s/n - 16555 Carrascosa del Campo. CUENCA. Teléfono: 969 69 40 20
Cambiar a contenido.

ADESIMAN

Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio » Adesiman » Los pueblos » Los pueblos

Los pueblos

Document Actions

Barchín del Hoyo

Ya en la época la base de su economía eran los barros, cogidos en la proximidad de la Cuesta de Valverdejo y al pie del cerro en el Rincón de San Miguel; tarea que tuvo continuidad hasta nuestros días , siendo conocido Barchín como centro alfarero, estableciendo vías de comunicación con otros lugares, como el camino a la Alta Andalucía, antaño jalonado de poblados ibéricos, de donde traían el alcohol para vidriar sus cacharros.

Desde el período romano apenas conocido, a no ser por algunos vestigios o las fuentes que hablan de vías antiguas de comunicación que pasarían por la proximidad del pie del cerro, al igual que el período visigodo, entramos en la Edad Media. Después de la conquista de Cuenca y Alarcón a finales del siglo XII, con la consiguiente tarea de repoblación de estas tierras, su historia se vincula al territorio septentrional del Señorío de Villena, formado a mediados del siglo XIII.

Toma un giro diferente al ser declarada villa de realengo en 1475, por apoyar la causa del los Reyes Católicos en la cuestión sucesoria de la dinastía de los Trastámara de Castilla, creándose una nueva condición jurídica. Barchín puede ahora participar en las Juntas, institución castellana para el gobierno y administración territorial, donde ocupa el noveno asiento a la derecha de la Presidencia, con orden para hablar, votar y firmar en el decimoctavo lugar, entre otros concejos del Marquesado.

Sus edificios son la memoria hecha piedra de esta historia, desde la muralla del yacimiento a la Casa Palacio de los Zapata de Perea, o sus ermitas.

La torre nos conduce al medievo, de donde pasamos al siglo XVI en la iglesia, cuyos volúmenes guardan algún trazo románico, junto a una bella muestra de artesonado mudéjar, de aquellos moriscos que allí vivieron y continuaron trabajando tras la conquista cristiana, una mayoría como alarifes, carpinteros de lo blanco; una capilla barroca perteneciente a los señores que edificaron la contigua Casa Palacio, gestada en el siglo XVII, con un bello jardín de época y algunos elementos mudéjares en su construcción, conjunto que al reunir distintos estilos da al espacio singular prestancia.

Las ermitas, hoy en pie de la Virgen del Espino y San Roque, cuya última edificación es del siglo XVIII, son la muestra del fervor popular. Ambas a la entrada y salida del pueblo, con espadaña con campanas, y pórtico, nos recuerdan las distintas gentes y sus costumbres, al igual que la de la Virgen del Agua Santa en la aneja aldea de Navodres, donde era costumbre celebrar las fiestas de mayo.

De gran arraigo es la Cofradía de San Roque, de la que ya se tiene noticias en el siglo XVII, cuando se organiza en torno al santo, en homenaje a haber sido librado el pueblo de una de aquellas epidemias de peste que asolaban de vez en cuando a los pueblos, con la idea de cuidar a los enfermos o pobres de solemnidad, para lo que fundaron un Hospital.

Los manuscritos hablan de la formación de la Hermandad, de los hermanos cofrades, que se organizaban en forma similar a lo militar, capitán, sargento, .. que recuerda la estructura de la Orden de Santiago; de la asistencia de unos hermanos a otros, de la limosna. Y la Cofradía vive hoy en las gentes, cada 16 de agosto, celebrando su mayor fiesta en la villa que fue llamada Real Barchina.

Web: www.arrakis.es/~pakitarre/barchin/

Información:

En este valle que contemplamos, rodeado de cerros, tuvo su primer asentamiento, en el lugar conocido como Cubillo, el hombre de estas tierras. En uno de éstos, el cual se ubica en la Sierra del Monje, se encuentra el yacimiento arqueológico de Fuente de la Mota, con una cronología del s. IV a.C., dentro del grupo cultural ibérico, lobetano, de la meseta sur.

Galería de imágenes:

Creado por administrator
Última modificación 19-10-2007 13:24