Lugares de interés

Yacimiento arqueológico de Valeria

El yacimiento arqueológico de Valeria está declarado conjunto histórico-artístico, según B.O.E. 30- VII- 1982.

A. LOS DOS FOROS.

La ciudad de Valeria contó con un espacio foral primitivo: se han encontrado restos de sus muros bajo zonas como la Basílica, las tabernae del Ninfeo, y el Sur del Foro. El primer Foro de Valeria debió construirse en fecha aún no determinada, pero seguramente antes del cambio de Era ( ca. 15-10 a. de C.). Constaba de un amplio espacio abierto central (basílica), de planta rectangular y su testero Norte acababa en un pórtico en U del que el lado mayor se subdividía en dos naves, al que se accedía por una escalera monumental desde el espacio abierto del Foro. Probablemente, debió estar rodeado de tabernae en todo su perímetro. Este foro antiguo presentaba un aspecto menos monumental que el posterior, pues tiene un aparejo menos cuidado, pero en uso hasta época tiberiana.

La basílica romana que debió ser un edificio dedicado, fundamentalmente, a la administración de justicia y contratación de mercancías, está situada en un lateral del foro (en el Norte, concretamente). Para edificarla, se desmontó un pórtico bipartito ( en forma de U, como se ha dicho supra) , cuyos restos aún se observan a ras del suelo. Sobre ese solar se construyó la cimentación de machones que se pueden observar, sobre la que descansaba la basílica de tres naves.

Desde época de Tiberio y probablemente durante Claudio se reorganizó la totalidad del foro de Valeria. La modificación consistió en un sobreelevamiento general del conjunto. Posiblemente el acueducto se construiría por esta fecha, aunque debió prestar servicio público desde época claudiana.

Del foro se conocen aproximadamente dos terceras partes, y se cree que lo restante se encontrará bajo el cementerio de Valeria.

Para lograr un espacio apropiado para el foro de Valeria, se construyó una plataforma artificial bajo la que, por cuestiones de economía y practicidad, se enterraron las cuatro cisternas que se pueden observar, y que hacían la función de saneamiento y distribución del agua a la zona Este de la ciudad.

El espacio estaría diáfano y enmarcado por los edificios del foro: basílica, curia, exedra y, el resto, pórticos. El espacio abierto debió de ser exactamente en forma de planta de cruz, no cuadrado. En el centro de cada uno de sus brazos, quedaría un edificio avanzado, siendo uno de ellos el de la exedra o aula de culto imperial. Nos falta un edificio de importancia en el Foro de Valeria : el templo. Se cree que debía estar frente a la entrada monumental, adosado a la basílica ( o exento, unido por un pórtico a ella ). Las excavaciones bajo el cementerio podrán elucidar muchas incógnitas.

B. El NINFEO.

Se trata de un añadido al conjunto foral en sí, y uno de los edificios más interesantes de la arqueología clásica española. Para Ángel Fuentes se le podría considerar un segundo foro menor. Es una fuente monumental, quizás la mayor del Imperio romano, y la imagen más típica de la Valeria romana. Es el fruto de la monumentalización del muro de contención del foro por el Este. El muro actuálmente está desprovisto de todo ornato, pero se debe imaginar cubierto de mármoles, estucos, esculturas y bocas por las que el agua debería manar sin cesar. ( En palabras de Julián Torrecillas, el guarda-encargado de las ruinas )

El conjunto del Ninfeo corona toda la ladera del Hoyo de Afuera, de la que sería una "balconada superior monumental". Por encima de él asomarían los edificios más importantes del foro: Curia, Basílica, y probablemente, el templo de la ciudad. Consta de una serie de 7 nichos semicirculares alternados con exedras rectangulares, practicados en un grueso muro que encierra en su interior un canal revestido de hormigón hidraúlico por cuya pared va el specus, que surte de agua al Ninfeo. El agua saldría al exterior por unas bocas situadas a los lados de los nichos semicirculares, y allí recogida en piletas. Ese pórtico arcuado, del que aún hoy se pueden ver sus columnas toscanas, arquitrabes y demás restos en la taberna nº 12, era en realidad el Ninfeo : " como un tunel algo oscuro, con el ruido , hoy silenciado, de sus 14 fuentes manando, y seguramente húmedo ".

Entronca con los Ninfeos helenísticos: está en la línea de la Fuente Pyrene de Corinto en su fase helenístico-romana. No hay que olvidar que los ninfeos, especialmente en época antigua, antes que edificios ornamentales, que realmente lo eran, son edificios de culto a las aguas -de origen prerromano-, formando parte del foro, pero, a la vez, claramente separado de él.

Las cisternas fueron construídas con la misma técnica que las del foro. Salpican todo el yacimiento. Una fuente adosada a ellas posibilitaba que todos los habitantes de la ciudad pudieran disponer de agua.

C. "CASAS COLGADAS" ( Despeñaperros).

Se han identificado también circundando la ciudad, junto a las hoces del Gritos y el Zahorra, casas y grupos de casas, al restituir sus plantas. Esta modalidad de construcción ha pasado inadvertida para la arqueología española, y en Valeria sólo se conocen como " Casas Colgadas".Es una de las construcciones más representativas de Valeria: una casa con varias habitaciones en torno a un peristilo del que se pueden ver, embutidos en la roca, los sillares que sostenían las columnas. Hacia el lado de la hoz los retalles en la caliza permitían encajar vigas para volar al vértigo del vacío habitaciones y balconadas. Mosaicos y pinturas completaban la casa.

Otra construcción es el edificio en Exedra es un conjunto de construcciones formadas por un criptopórtico, edificio en exedra,... que sustentaban el lado Oeste del foro y que actualmente se halla en estudio. Desde aquí se podía observar cómo, para conseguir el trazado regular de una ciudad romana, especialmente en un relieve tan escarpado, se tuvo que construir con aterrazamientos artificiales.

Otro elemento importante es la Casa de Adobes, que construída en el s.II sobre edificio anterior -se conserva un aljibe del mismo- fue destruída por un incendio ca. la mitad del s. IV. Esta casa debió estar constituída por dos pisos, de los que el inferior haría las veces de almacén. Este piso, a su vez, se divide en tres habitaciones, en su día ornamentadas con pinturas. Esta casa, como consecuencia del urgente abandono -por incendio- del residente, proporcionó el ajuar completo: sartén, el tesorillo familiar, comida, trigo, un par de ruedas de carro,... que dan fe del modus vivendi de una ciudad en declive.

D. IGLESIA de Valeria y el núcleo urbano.

Se ha comprobado con los últimos estudios, que la ciudad romana de Valeria no sólo se ceñía al espacio monumental conocido. La iglesia de Valeria es un compendio de elementos arquitectónicos romanos, creyéndose, durante largo tiempo, que estaba levantada con piezas extraídas del Foro.

La razón del emplazamiento urbano del pueblo de Valeria debió estar relacionado con el aprovisionamiento de agua, pues en la ciudad romana no hay agua de surgencia en ningún punto. La urbanización debió de ser muy temprana, y tal vez coetánea a la propia ciudad romana. El centro de este barrio "periférico" o suburbano lo debió constituir un templo dedicado a una divinidad infernal de las aguas : "el templo de Airón" (dios indígena, conocido ya en otros lugares, como Uclés). Los restos de este templo se emplearon en la actual Iglesia del pueblo, y aún hoy podemos hallar un pozo en la misma iglesia, conocido como Airón, del cual se dice que nunca se ha secado.

Lo cierto es que el viejo templo indígena pasaría a ser una iglesia cristiana, hoy de la Virgen de la Sey ( esto es, de la Sede episcopal ), a la sazón patrona del pueblo de Valeria. Fue construída a principios del s. XIII, con importantes modificaciones en los siglos XVI ( fachada y portada ) y XVII ( torre, artesonados, coro,...). Es considerada la mayor iglesia románica de la provincia y única de estas características. A la vista están columnas y estelas funerarias romanas, así como pequeños fragmentos visigodos, utilizados como material de construcción.